EL HOMBRE QUE SABÍA DEMASIADO / MARRAKECH

La película de 1954 del aclamado director Alfred Hitchcock cuenta la historia de una familia americana que está pasando unas vacaciones en Marruecos. Tras la muerte de un espía en brazos de Ben, mientras visitaban el mercado de Marrakech, el matrimonio descubre que su hijo ha sido secuestrado. Aunque Marrakech sólo aparece en el primer acto de la película, como presentación de la trama que acabará desarrollándose en Londres, es una de las películas que mejor cuenta la esencia de la ciudad marroquí, aquella en el que el cambio de cultura entre lo occidental y lo oriental es ya muy notable en comparación con otras ciudades del país.

La primera imagen es justo cuando la familia llega a Marrakech, atravesando la puerta de acceso a la Medina de Bab Doukkala y Bab el-Khemis.

El hotel donde la familia se aloja es el La Mamounia Hotel, en Avenue Bab Jdid, al que llega también en un autobús típico de la ciudad y del momento, aunque actualmente poco han evolucionado estos vehículos.

Es en la plaza Yamaa El Fna, centro neurálgico de Marrakech, donde la familia asiste al asesinato del espía. Es la principal plaza y el más famoso lugar de la ciudad. Se levanta a escasos metros de la Mezquita Kutubía, por lo que queda dominada por su alminar. Rodeando la plaza hay también varias mezquitas, más modestas, que acompañan a la Kutubía.

La plaza es de grandes dimensiones y está rodeada por todos los lados, menos por uno, por la medina repleta de zocos clasificados por su actividad principal. En los bordes de la plaza se han establecido un buen número de cafés, como el café Francia, y restaurantes de todas las categorías, que abren sus terrazas hacia el espectáculo que se forma en esta monumental escena.

Todo en Marrakech gira en torno a Yamaa el Fna. Miles de personas se dan cita en este espacio público llenándolo de color, cultura y negocio. Contadores de cuentos, maestros exponiendo sus enseñanzas, encantadores de serpientes, danzantes, dentistas, vendedores de zumos de fruta, acróbatas, escritores de cartas, aguadores… un infinito número de actividades y personas que se juntan y van abarrotando la plaza y sus callejeas adyacentes según va llegando la noche. Los puestos de comida especializados, cada cual en su hacer, inundan con la noche una parte de la plaza, que queda iluminada por cientos de lucecitas e inundada de humo con multitud de olores.

En el año 2001 la Unesco proclamó “El espacio cultural de la Plaza Yamaa el-Fna” en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Finalmente, en lo que es un plano típico de Hitchcock, cierra la parte de la historia en Marrakech con una vista del skyline de la ciudad presidida por la Mezquita Kutubía.

FICHA EN FILMAFFINITY:

http://www.filmaffinity.com/es/film372705.html

TRAILER ORIGINAL:

Podéis ver más información en:

http://www.movie-locations.com/movies/m/manwhoknew.html#.UeWHk43wlQM

Anuncios